Calzado para niños: ¿Cuál es el mejor?


Zapatos, botas, botines, merceditas, mocasín, deportivas, … Existen muchos tipos de zapatos para niños y adultos. A la hora de comprar zapatos para niños ¿Sabes cuál es el mejor? ¿Qué calzado es más recomendable para niños?

La principal diferencia entre el zapato de un niño y el que pueda llevar un adulto, radica en que el calzado desempeña un papel fundamental en el desarrollo de la motricidad del niño. No basta con elegir cualquier calzado bonito y probar si le queda bien de tamaño. Para elegir un buen zapato para tu hijo hay que tener en cuenta una serie de factores, que van estrechamente relacionados con la edad del niño y el uso que se le va a dar al calzado. El factor más importante a tener en cuenta, a la hora de elegir calzados para niños es la comodidad. A la hora de comprar calzados para niños tenemos que tener en cuenta que el zapato ideal es aquel calzado que sea cómodo.

Cuando el niño empieza a dar sus primeros pasos, lo más recomendable es que el bebé pueda andar descalzo por la casa. Esto ayudará a que el bebé se acostumbre a trabajar con todo el pie y beneficiará a la formación del arco del pie o puente. Pero no podemos dejar que el niño ande descalzo por cualquier lado, por eso es conveniente buscar un calzado cómodo con el que proteger su pie. Si estás buscando un zapato ideal para tu bebé, no te pierdas la siguiente guía de “Tallas de zapatos para bebés y niños según por edad“, donde además de encontrar qué talla de zapato se corresponde con su edad, también dispones de información sobre qué zapato debe llevar tu bebé según su edad: zapatos para sus primeros pasos, zapatos para cuando el niño empieza a andar y zapatos para aquellos que ya quieren correr.

 

¿Zapato grande o zapato pequeño?

Existe una creencia popular de que, a la hora de comprar un calzado para niños, es mejor optar siempre por una talla o número mayor. Muchas personas tienen la idea de que si compran zapatos de una talla o dos mayor el zapato le servirá durante más tiempo al niño. Si estás buscando el calzado ideal para tu hijo deberás desterrar completamente esa creencia, pues el pie del niño debe ir siempre bien sujeto.

Al igual que comprar un zapato de talla más grande de la que necesita, tampoco podemos optar por comprar un zapato ajustado. Tanto de una, como de otra forma, estaremos propiciando que el niño ande mal, afectando de forma negativa al desarrollo tanto de músculos como de huesos, y no sólo del pie, sino también de las piernas.

Cuando vayas a comprar zapatos a tus hijos, deberás tener en cuenta que, en sus primeros años de vida, los niños creen muy rápido, por eso es muy importante contar siempre con un calzado que mantenga el pie firme y sujeto, pero que nunca le lleguen a apretar ni que lleguen a salirse al echar el paso.

Una forma óptima para comprobar si el calzado le queda bien al niño, si es grande o si es pequeño, es apretar con el dedo gordo la punta del zapato. De esta forma, comprobarás si hay espacio suficiente entre los dedos del pie del niño y la parte delantera del zapato.

 

Zapatos flexibles y ligeros

Cuando vayas a comprar zapatos para niños, has de fijarte que el calzado elegido sea flexible y ligero. El calzado flexible y ligero no solo será más cómodo para el niño, sino que además evitará que se produzcan malformaciones en el puente del pie. Antes de comprar unos zapatos, por muy bonitos que sea, debemos fijarnos en que sean cómodos para el niño. Asegúrate de que el calzado elegido sea ligero, que no pese mucho y que además sea flexible.

Para comprobar si el calzado elegido es flexible, antes de dárselo al niño, prueba doblando la suela para ver si cede con facilidad o si resultan duros. Tampoco debes elegir unos zapatos demasiados blandos, el término medio es la mejor opción.

 

Zapatos antideslizantes

Los niños pasan gran parte de su tiempo corriendo de un sitio a otro, trepando por aquellos lugares que les puede resultar más divertidos y en definitiva, explorando nuevos terrenos. Los niños tienden a subirse a los sitios menos adecuados, sin importar dónde están pisando. Por ese motivo, a la hora de comprar zapatos para nuestros hijos hay que fijarse que éstos tengan una suela antideslizante.

Eligiendo un zapato antideslizante no solo evitarás que el niño resbale en cualquier terreno, por muy escabroso que sea, sino que además evitarás que se caiga en aquellas superficies con poca adherencia o cuando el piso o la calzada esté mojada.

Zapatos transpirables

El zapato ideal para niños debe ser cómodo, de sujección firme, flexible, ligero y antideslizante, pero también transpirable. Esta última característica quizás sea la menos valorada a la hora de comprar zapatos para niños, pero es igual de importante que las demás. Al no parar quietos, es normal que los pies de los niños suden en exceso, sobre todo en aquellas épocas del año en las que suben las temperaturas.

A la hora de comprar el calzado ideal para tus hijos, no olvides que también debe estar fabricado con materiales transpirables, como el cuero o tela. Evita aquellos zapatos o deportivas de plástico.

 

Zapatos ideales para niños y niñas

En cualquier tienda encontrarás una amplia variedad de zapatos para niños, pero si pones un poco de atención comprobarás que no todos cumplen los requisitos idóneos que debe reunir el calzado ideal. A continuación, te dejamos un pequeño catálogo de zapatos para niños que cumplen con los requisitos indicados:

Zapatos para niños:

 

Zapatos para niñas:

 

Si quieres saber qué zapato necesita tu bebé según su edad, échale un vistazo al artículo “Tallas de zapatos para bebés y niños según por edad“. ¿Ya sabes cuál es el mejor calzado para niños?



Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *