Acidez en el embarazo
5 (100%) 1 vote

Acidez en el embarazo:

Durante el embarazo, muchas mujeres tienen problemas de acidez o ardores, que se presenta por primera vez en sus vidas, y aunque se trate de un síntoma muy común durante el embarazo, la acidez no deja de ser muy molesto. Esta acidez propia del embarazo también se conoce bajo el nombre de reflujo ácido o hiperclorhidria, debido a una excesiva secreción de ácido clorhídrico por las glándulas gástricas, produciendo una constante sensación de ardor de estómago, que a menudo de extiende desde la parte de abajo del esternón hasta la zona inferior de la garganta.
Embarazo4

¿A qué se debe la acidez en el embarazo?

La acidez en el embarazo es una consecuencia de los cambios hormonales y físicos que sufren las mujeres embarazadas. No hemos de olvidar que, durante el embarazo, la placenta produce una hormona progesterona, que relaja los músculos del útero, pero que a su vez, también relaja la válvula que separa el esófago del estómago, de modo que los ácidos gástricos pueden regresar al esófago, dejando esa sensación de acidez.

No hay que confundir la acidez durante el embarazo con otras molestias gastrointestinales, que también son frecuentes en el embarazo, sobre todo en la segunda mitad, y que suelen persistir hasta que nace el bebé.

¿Cómo remediar la acidez en el embarazo?

Aunque es casi imposible eliminar la acidez durante el embarazo, si que se puede suavizar o reducir su malestar a través de los siguientes consejos:

1- Evita comidas copiosas y bebidas que produzcan molestias gastrointestinales, como: aquellas bebidas que contengan gas, alcohol, cafeína, chocolate, vinagre, alimentos con ácidos cítricos, carnes procesadas, productos elaborados con menta, fritos, grasas, alimentos muy condimentados y olvídate completamente de los picantes.

2- En lugar de comer de forma abundante, lo ideal es comer menos cantidades, pero varias veces al día, así tus digestiones serán más suaves.

3- Mastica muy bien y despacio cada alimento.

4- Evita tomar grandes cantidades de líquidos durante las comidas principales. Con esto evitarás que tu estómago se hinche. Aprovecha para beber entre horas.

5- No comas justo antes de irte a la cama. Deja que pase al menos dos o tres horas para hacer la digestión antes de acostarte. Una vez en la cama, duerme recostada sobre varias almohadas, con el objetivo de elevar la parte superior del cuerpo. De esta forma, ayudarás a que los ácidos procedentes del estómago permanezcan en su lugar, consiguiendo una digestión más fácil.

6- Intenta controlar tu peso, no sobrepasando los límites que te ponga tu ginecólogo.

7- Usa siempre ropa cómoda y holgada, evitando todas aquellas que te puedan apretar alrededor del vientre o la cintura.

8- Si te tienes que agachar, flexiona las rodillas, en lugar de doblar la cintura.

9- No fumes. Aparte de que pones en peligro la vida de tu hijo, fumar aumenta la acidez estomacal. Si te gusta masticar chicle, aprovecha para hacerlo después de las comidas, esto estimulará tus glándulas salivares y te ayudará a neutralizar la acidez.

10- Si lo ves necesario, puedes comprar un antiácido en la farmacia, sin receta médica, a ser posible que contengan magnesio o calcio, pero no olvides comentárselo a tu ginecólogo, ya que deberás evitar aquellas marcas que contengan aluminio, aspirina o alto contenido en sodio. En caso de duda, tu ginecólogo es quién mejor te podrá ayudar.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies