Los productos para bebés cada vez son más especializados y ofrecen una mayor cantidad de especificaciones destinadas a edades en concreto. Sin embargo, estos rangos de edad no abarcan periodos de tiempo demasiado grandes y, a medida que tu bebé vaya creciendo, sus necesidades cambiarán y los productos dedicados a su cuidado también deberán irse adaptando a los nuevos cambios, acompañándole en su evolución, por lo que también reciben el nombre de cunas evolutivas.

Es por esto que los padres procuran aprovechar al máximo la ropa, muebles y utensilios de sus bebés, o pasarlos de hermano a hermano. Pero, ¿y si dichos elementos también pudieran ir modificando su uso a lo largo del tiempo, para seguir sirviendo a tu bebé conforme aumente su edad? Este es el caso de las cunas convertibles.

¿Qué son los cunas convertibles?

Si nunca antes has oído hablar de ellas, probablemente te preguntes qué son las cunas convertibles. Se trata de cunas especialmente diseñadas para poder adaptarse y acompañar a tu bebé durante su crecimiento.

En los modelos más simples, la cuna original se transformará únicamente en una cama más grande, pero algunas de estas cunas están equipadas también con todo tipo de muebles y compartimentos que puedes colocar a tu gusto, personalizando por completo la disposición de la cuna convertible y la habitación de tu hijo. Otros modelos de estas cunas permiten convertirla en sofá o sofá cama, mesas, zapateros, e incluso es posible utilizarla como cama juvenil o de adulto.

Por lo general, la vida útil de estas cunas convertibles es de diez años, pero si los materiales son de calidad y el mueble es de un tamaño suficiente, puede utilizarse durante incluso más tiempo. Una vez el niño haya crecido y necesites emplear la estructura del mueble completo como cama, el resto de módulos colocados sobre el mismo pueden desmontarse y utilizarse como mesas, estanterías, cajoneras, etc., pudiendo así amueblar gran parte del dormitorio, acomodándose siempre a la edad del usuario.

Comprar Cuna Convertible en Cama Online

¿Por qué comprar cunas convertibles?

La adquisición de estos novedosos productos puede resultar muy llamativa para algunos padres, pero aún muchos otros se preguntan por qué comprar cunas convertibles.

El principal motivo por el que hacerse con una de estas cunas convertibles en camas, en lugar de una cuna convencional para tu bebé, es que le servirá durante un periodo de tiempo más amplio a lo largo de su vida. Por ello, aunque al principio suponga una inversión, la adquisición de una de estas cunas convertibles puede resultar más económica que utilizar una cuna y más adelante tener que comprar también una cama, cuando la primera ya no sea utilizable por el niño.

¿Cómo usar las cunas convertibles?

Existe un gran número de tipos y modelos de cunas convertibles, y en cada uno de ellos variará el diseño, así como su forma de utilización y su montaje. Es por esto que en cada caso, lo más recomendable será seguir al pie de la letra los métodos indicados en las instrucciones que incluye el mueble. Esto no es sólo en lo relativo al montaje de la cuna, sino que también debe aplicarse a su mantenimiento y uso diario.

Para encontrar dichas instrucciones, sobre cómo usar cunas convertibles, no contarás únicamente con el manual tradicional incluido con el producto, sino que además es muy probable que tengas a tu disposición una versión digital en la página web del fabricante en caso de que te surjan dudas o un vídeo explicativo dónde se indique cómo instalar y usar cunas convertibles.

¿Qué cunas convertibles comprar?

Si tienes dudas acerca de cuál es la cuna convertible que deberías comprar o lo que es lo mismo, qué cuna convertible comprar para mi bebé, te mostraremos a continuación diferentes factores que pueden ayudarte a tomar la decisión.

Existe una gran cantidad de modelos de cunas convertibles, que sigue creciendo a medida que la industria va avanzando e innovando para poder cubrir las necesidades de cada familia. Es por ello que muchos de estos modelos pueden cubrir las condiciones básicas que les hayamos impuesto. En caso de que estos requerimientos no sean suficientes para tener la tranquilidad de escoger la mejor opción, puedes fijarte en los tipos más comunes de cunas convertibles que se encuentran en el mercado,  así como en las principales características a tener en cuenta a la hora de decidir.

Tipos de cunas convertibles

Las cunas convertibles pueden clasificarse en función del número de muebles que incorpore o en los que pueda transformarse. Así, a las cunas que en un momento determinado puedan convertirse en una cama infantil, se las denomina 2 en 1, si además también pueden servir como somier para una cama de adulto, serán 3 en 1. Otros modelos como los 4 en 1 y 5 en 1 ofrecen también la posibilidad de convertir la cuna en dos camas adicionales en el primer caso, y de añadir otras dos plazas extra en el segundo. 

Existen tipos de cunas convertibles o modelos más avanzados que cuentan con multitud de compartimentos incorporados, y que podrán servir como almacenaje o muebles para la habitación del bebé. Por ello, una clasificación más adecuada de las cunas convertibles puede ser la que las distingue por las funcionalidades que puede tener. Según esto, los tipos de cunas convertibles más comunes serían los siguientes:

  • Cama. El modelo principal de cuna convertible es aquel que tras el paso de los años puede utilizarse también como una cama cuando el niño crece. En estos casos, por lo general se retiran las dos barras laterales de la cuna, manteniendo la base, la cabecera y los pies como estructura, sobre la cual se colocará un colchón de mayor tamaño que hay que adquirir aparte.
  • Sofá-cama. Normalmente el proceso de transformación es muy sencillo, y basta con desmontar una de las barandillas de la cuna para dejar un lado abierto y poder cumplir así con esta nueva función. Así, además de ahorrar en el paso de la cuna a la cama de tu hijo, estarás ganando una función adicional sin necesidad de contar con otro mueble.
  • Cama, mesa y cajonera. Este tipo de cunas convertibles maś completas suele añadir también otros elementos incorporados como un cambiador para el bebé. Son altamente personalizables, ofreciendo numerosas opciones de diseño y organización. Una vez que ya no necesites la cuna, tendrás que retirar el resto de elementos sobre la estructura principal, para poder colocar el nuevo colchón. Podrás redistribuir estas piezas por la habitación como más te convenga, pudiendo ganar con ellas una mesa, estanterías o zapateros. 

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de comprar cunas convertibles?

Incluso tras haber hecho una primera selección entre las cunas convertibles que se ajusten a unos gustos y a un precio determinado, es posible que aún así sigas sin poder decidir entre varias de ellas, debido a la amplia diversidad de modelos que podrás encontrar.

Para que puedas discernir de forma sencilla cuál será la cuna convertible más beneficiosa para tu bebé, puedes ayudarte teniendo en cuenta las siguientes características fundamentales, lo que garantizará que tomes la mejor elección de entre las opciones con las que cuentes. Aquí te dejamos nuestros consejos para comprar cunas convertibles:

    • Calidad. Cada vez que pensamos en adquirir un nuevo producto buscamos que tenga la mejor relación calidad-precio, de forma que se encuentren dentro de nuestro poder adquisitivo, y que a su vez se asegure que estén fabricados con buenos materiales que nos garanticen su durabilidad y su adecuado funcionamiento. Si esto es así en las compras cotidianas, lo será aún más cuando se trata de un mobiliario que será parte de los primeros años de la vida de un hijo, y que está pensado para utilizarse durante un largo periodo de tiempo. Esta mayor vida útil que se piensa darle a dicho tipo de muebles dependerá directamente de la calidad y resistencia de los materiales que los conforman, de ahí su importancia en las cunas convertibles.

    • Seguridad. En relación con el punto anterior, la seguridad que se aporte al bebé será una característica prioritaria a la hora de decidir entre una cuna convertible u otra. Para cerciorarnos de que compramos un producto con todas las garantías, debemos asegurarnos de que esté homologado y que cumpla con la normativa europea vigente. Los productos más modernos son los más actualizados con las nuevas regulaciones, por lo que será una ventaja que la cuna convertible no se haya fabricado en un período largo de tiempo antes de su compra. 

        Cuando hablamos de la seguridad de las cunas para los bebés, nos referimos a seguridad de los materiales, de la estructura y el funcionamiento de la cuna. Debe estar fabricada con materiales que no puedan resultar tóxicos para el bebé  en caso de metérselos en la boca, y contar con una estructura segura y resistente que no pueda desmontar fácilmente y con la que no pueda hacerse daño. Un ejemplo de los factores a tener en cuenta en referencia a la seguridad de una cuna es la separación entre las barras de la baranda, cuyo ancho debe impedir que el bebé pueda caerse o pasar entre ellas, y a su vez imposibilitar que su cabeza pueda quedar atrapada al intentar salir.  

    • Dimensiones. La gran variedad de cunas convertibles existente en el mercado proporciona también diversos tamaños de las mismas entre los que podrás elegir para que se adapten lo mejor posible al espacio con el que cuentes. Aunque, por lo general, las cunas convertibles serán de un tamaño mayor al de las cunas convencionales, esto se debe a que ya llevan incorporados más elementos, como puede ser un cambiador, o módulos desmontables que posteriormente servirán como muebles adicionales de almacenaje. Por esto, el tamaño final que emplearías con una cuna tradicional sumado al de otros muebles que necesites, acabaría superando al de la cuna convertible, en la que ya vienen incluidos. Teniendo esto en cuenta, puedes ajustar las dimensiones de la cuna a las que más encajen en la habitación donde dormirá el bebé, sabiendo que podrás ahorrar espacio gracias a su multifuncionalidad. Como referencia de su tamaño, las cunas convertibles ocupan aproximadamente el mismo que pueda ser el de una cama, en la que se acabará convirtiendo la cuna cuando crezca el bebé.

    • Comodidad. La comodidad que aporte la cuna será fundamental para garantizar un buen descanso y desarrollo del bebé. Por ello debemos asegurarnos de que tanto el colchón como el espacio en los que dormirá el pequeño sean seguros y cómodos.

    • Diseño. Otro factor de la cuna convertible a tener en cuenta será su diseño, no sólo visual, sino también estructural. En cuanto al primero, se recomienda optar por estilos minimalistas ya que, al estar pensadas para tener una la