Desarrollo del bebé: 2 semana
Valora este artículo

Tu bebé ya tiene dos semanas de vida, aún tardará un tiempo a acostumbrarse a los ruidos, imágenes y sensaciones fuera de tu cuerpo. Recuerda que tu útero era un ambiente cálido y confortable, y aún se tiene que acostumbrar al gran cambio.

De momento, tu bebé pasa la mayor parte del tiempo en estado de somnolencia, aunque ya empieza a tener estados de alertas callados y alguno que otro activo. La única forma que tu bebé conoce para comunicarse es llorando. Tu bebé ya reconoce tu voz y la distingue de otras, por eso comunicarte con él mediante la voz y tu contacto será muy agradable para él. Seguramente a tu bebé le gusta que le acaricien, le abracen, le besen o le den masajitos. Estará ansioso por oír tu voz o ver tu cara.
papa3

A lo largo del día todo puede fluir con tranquilidad y armonía, pero si ves que tu bebé se pone irritable o quisquilloso al final del día, no pienses que está malo o se encuentra mal, simplemente está absorbiendo todas las cosas que ve y oye al cabo del día, aún se tiene que acostumbrar a su nuevo mundo.

Como podrás comprobar el ritmo cardíaco de tu bebé y su ritmo de succión, ya se pueden alterar por el simple hecho de escuchar un sonido nuevo. Si ves que tu bebé empieza a inquietarse, es un buen momento para proporcionarle un poco más de tranquilidad: dale un masaje, mécelo o acarícialo.

En cambio, si tu bebé llora más de tres horas seguidas, durante tres días a la semana o incluso todos los días, puede ser debido a los cólicos del lactante. Los síntomas de los cólicos son: llorar de manera incontrolable, y no presentar ningún otro síntoma, físicamente se encuentra sano. Afortunadamente, el cólico no dura para siempre, el sesenta por ciento de los bebés lo superan a los tres meses de vida, aunque a otros no les suele desaparecer hasta el cuarto mes. Si ves que tu bebé llora más de lo habitual, y no hay motivo para ello, no dudes en consultar con tu pediatra.

En cuanto al cordón umbilical, si aún no se le ha caído, puede que en esta semana empiece a desprenderse. Sigue haciéndole las curas tal y como te explico tu matrona o pediatra, hasta que finalmente se desprenda por sí solo.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies