Bulimia
Valora este artículo

Conocida simplemente con el término de Bulimia, la Bulimia nerviosa es un trastorno alimentario por el cual, quienes lo sufren ingieren comida en exceso, normalmente en períodos de tiempo muy cortos lo que, a corto plazo, les proporciona una sensación temporal de bienestar, y después eliminan lo que consideran el exceso de alimento a través de ayunos, vómitos, purgas o laxantes.
cintametrica1

¿Qué es la Bulimia?

La Bulimia forma parte de uno de los trastornos alimentario más frecuentes hoy en día, junto a la Anorexia. Para no confundir términos, la Bulimia se caracteriza por frecuentes atracones compulsivos, seguidos de un sentimiento de gran culpabilidad y ansiedad. La edad de inicio en esta enfermedad suele ser más tardía que la de la Anorexia que es más frecuente en la adolescencia. Por norma general, la Bulimia suele afectar a mujeres adultas que ya han sufrido alguno de estos trastornos con anterioridad. Además, no suele ir completamente solo, ya que la Bulimia suele ir acompañada de un fuerte sentimiento de inseguridad emocional y con problemas graves en autoestima, relacionados con el peso y con la imagen corporal.

Consecuencias de la Bulimia

Para conocer las consecuencias de la Bulimia, primero debemos distinguir entre los tipos de Bulimia que existen. Al igual que sucede con la Anorexia, existen dos tipos de Bulimia:

– Bulimia purgativa: provocada con el uso de laxantes, vómitos, etcétera.
– Bulimia no purgativa: acompañada de mucho ejercicio físico.

Como consecuencia de este desajuste alimenticio, el sistema gástrico sufre severamente, debido a los ácidos del vómito), pero también sufre el ciclo menstrual y se produce una importante caída del cabello y de los dientes. En líneas generales, podemos decir que todo el organismo sufre con este trastorno. La Bulimia es más difícil de detectar que la Anorexia, entre otras cosas porque quienes la sufren suelen ser mayores de edad y sus cambios de peso no son tan notorios, pero no por ello son menos peligrosas. Las personas que sufren esta enfermedad son más propensas a sufrir otros trastornos como depresión, baja autoestima, e incluso, ansiedad.

Síntomas de la Bulimia

Las personas que sufren de Bulimia tratan de controlar su mundo a través de la comida. Suelen someter a su organismo a tremendos atracones en los que se come mucho, generalmente en muy poco tiempo, y seguidamente se provocan el vómito después de esta conducta compulsiva, también es posible que inicien episodios de ayuno o grandes dietas.

El peso de las personas con Bulimia no varía tanto como en el caso de la Anorexia, pero del mismo modo se producen cambios, se engorda y se adelgaza. Para compensar el posible aumento de peso, realizan mucho ejercicio físico, toman laxantes, etcétera.

La nota más característica de las personas afectadas por este trastorno alimenticio, es que ellas mismas tienen una imagen desvirtuada de sís, se ven demasiado gordas, a pesar de que su peso pueda ser normal, y al mismo tiempo no pueden evitar comer sin medida. En la mayoría de los casos, las personas con Bulimia, en su pasado, han sido obesas y tienen la experiencia de haber realizado varias dietas, sin control médico y siempre sin obtener el resultado deseado. Las personas con Bulimia son expertas en ocultar los vómitos y las purgaciones con lo que la Bulimia y sus síntomas suele permanecer de forma escondida durante mucho tiempo.

¿Que hacer si se conoce un caso de Bulimia?

Si conoces algún caso de Bulimia o tú mismo sufres de Bulimia, lo primero será reconocer que tenemos un problema. Has de tener en cuenta que, tanto la Bulimia, como la Anorexia, son conductas obsesivas de las que es muy difícil salir cuando ya es tarde. Se trata de un grave trastorno alimenticio, del que el atracón y el vómito se convierten en una especie de droga adictiva, por lo que la persona que sufre estas enfermedades depende de ello, para que su vida tenga sentido.
Si has reconocido que tienes un problema o has ayudado a alguien para que lo reconozca, una vez aceptado, es necesario pedir ayuda y acudir a un profesional. Psicólogos, psiquiatras y nutricionistas, te ayudarán a romper con la enfermedad y a adquirir nuevos y saludables hábitos de alimentación.

Aunque la Anorexia y la Bulimia son trastornos alimenticios similares, existen grandes diferencias. Las personas anoréxicas suelen ser muy flacas y suelen tener un peso inferior al normal. Las personas bulímicas pueden tener un peso normal o tener un poco de sobrepeso. Si conoces a alguna persona que sufra Anorexia o Bulimia, ofrécele tu ayuda e indícale donde puede encontrar ayuda y tratamiento para superar estos trastornos alimentarios.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies