Cómo conservar los alimentos en el frigorífico
Valora este artículo

Cómo conservar los alimentos en el frigorífico:

El frigorífico es el mejor de los inventos para conservar durante más tiempo nuestros alimentos. ¿Pero realmente sabes cuál es la manera correcta de conservar los alimentos en el frigorífico? ¿Eres de los que ordenan su frigorífico según las cualidades de cada alimento, por su tamaño o forma, o de cualquier forma?.

A la hora de colocar los alimentos en nuestro frigorífico no debemos olvidar las recomendaciones del fabricante. Esos dibujos que contiene nuestro frigorífico por dentro no están ahí por mero hecho decorativo. La mayoría de los alimentos, principalmente los lácteos, carnes, verduras y frutas, necesitan que se mantengan en una determinada temperatura para su correcta conservación. Pero además de esto, es muy importante que se haya mantenido la cadena de frío, es decir, que los alimentos estén refrigerados desde el principio hasta que sean consumidos.

Tan importante es que el establecimiento donde hayamos comprado nuestros alimentos conserva la cadena de frío, como que nosotros tampoco lo hagamos, ya que los alimentos deben conservar todas sus propiedades para ser saludables. Nunca consumas un alimento que haya roto la cadena de frío. Los alimentos mal conservados pueden causarnos alguna intoxicación, como salmonelosis, listeria, botulismo, escherichia coli o anisakis, entre otras. Ahora bien, si abres un envase que contiene alimentos frescos, y no vas a consumirlos todos en ese mismo momento, es muy importante volver a guardarlos inmediatamente en el frigorífico o nevera, para que siga manteniendo una temperatura de entre 0º y 8º C, y pueda conservar todas sus propiedades.
nevera1

Para conservar correctamente los alimentos en el frigorífico, has de conocer el número máximo de día que se puede guardar cada alimento en la nevera. De esta forma tenemos que:

– El pescado fresco y limpio, o la carne picada se puede conservar durante un máximo de dos días en el frigorífico.
– La carne cruda únicamente durante tres días.
– Carne y pescado cocidos previamente se pueden conservar en el frigorífico durante dos o tres días, como máximo.
– Los huevos durante dos o tres semanas.
– La verdura cruda durante cuatro o cinco días.
– Las conservas abiertas, el mismo tiempo que las verduras crudas, pero siempre debemos cambiar su envase, no almacenarlas en la misma lata una vez abierta.
– La leche ya abierta, lácteos y otros postres caseros se pueden conservar en el frigorífico durante tres o cuatro días. Los demás productos lácteos y otros postres no caseros con fecha de caducidad, máximo hasta la fecha indicada en el envase.

Razones para conservar correctamente los alimentos:

Para llevar a cabo una buena alimentación tenemos que tener en cuenta tres grandes factores: la selección del alimento, la calidad y la conservación del mismo. Si mantenemos una conservación correcta de los alimentos, se mantendrán sus características nutricionales, además de su textura, sabor y olor.

Una mala conservación de los alimentos impedirá que nos aporten los nutrientes necesarios, además de, ocasionar un desequilibrio en el cuerpo, que puede llevarnos a una deficiencia de nutrientes específicos o a una intoxicación, que pueden afectar a nuestra salud, al rendimiento escolar o laboral, frenar el crecimiento en los niños o producir el desarrollo de enfermedades en los adultos.

Los alimentos bien conservados nos aportan energía y mantienen o reparan nuestros tejidos corporales, entre otras cosas. Tienen la ventaja de permanecer por más tiempo y de mantener su calidad nutritiva, debido a que se mantiene su vida útil durante un mayor periodo de tiempo.

Los microorganismos formados por bacterias y parásitos propios de los alimentos, sustancias llamadas enzimas presentes en los alimentos, temperatura, humedad, luz y oxígeno, ayudan a la descomposición del alimento, alterando las características físicas y químicas de sus nutrientes, por lo que es totalmente necesario conservar los alimentos según las indicaciones de nuestro frigorífico, si queremos que permanezcan intactos durante más tiempo.

A la hora de hacer la comprar y llenar tu frigorífico, recuerda que un frigorífico funciona mucho mejor cuando no está demasiado lleno y hay espacio suficiente entre los distintos alimentos. Por lo que es muy importante la ubicación y separación entre los aliemntos.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies