Cuida tu tránsito intestinal
Valora este artículo

Como estreñimiento o tránsito intestinal lento conocemos aquel desorden digestivo que consiste en realizar pocas deposiciones, que normalmente van acompañadas de esfuerzo y dolor. En estos casos, las deposiciones suelen ser duras y, en ocasiones, cuando se realizan, se tiene la sensación de no haber acabado de vaciarse del todo.

Por eso, ahora más que nunca, durante el embarazo deberás poner especial cuidado en tu tránsito intestinal y hacer lo posible por evitar el estreñimiento.

Las principales causas de un tránsito intestinal lento o estreñimiento son:

– Consumo bajo en alimentos con fibra.
– Beber poca agua o no ingerir la suficiente.
– Exceso de tabaco, café y té.
– Falta de ejercicio físico.
– El estrés y los nervios.

Desafortunadamente, durante el embarazo las hormonas ralentizan el movimiento del alimento a través del sistema digestivo. Pero esta no es la única causa de estreñimiento durante el embarazo, ya que a medida que nuestro bebé se hace más grande y va creciendo en nuestro útero hará que el útero ejerza mayor presión sobre el recto, dificultando la evacuación de los alimentos. Por eso en más de una ocasión habrás oído hablar del estreñimiento durante el embarazo, ya que suele ser muy común y sus molestias pueden agudizarse a medida que avanzan los meses de gestación.

embarazo3

Para cuidar nuestro tránsito intestinal durante el embarazo y evitar el estreñimiento, principalmente debemos aumentar la ingesta de fibra, realizar diariamente algo de ejercicio físico y beber bastante agua. Recuerda que nuestro cuerpo necesita diariamente alrededor de unos 25 ó 30 gramos de fibra pero, para conseguir esta cantidad, no sólo debemos tener en cuenta qué alimentos comemos sino, también, su preparación. En este sentido, por ejemplo si pelamos una manzana antes de comerla, no aprovecharemos toda la cantidad de fibra que nos puede proporcionar esta fruta.

Para obtener la fibra necesaria y cuidar de tu tránsito intestinal durante el embarazo, tan sólo tendrás que seguir estos sencillos consejos:

– Aprovecha el embarazo para consumir a diario hortalizas frescas y frutas con piel, por su alto contenido en fibra.
– Cada dos días podrás consumir cereales integrales y legumbres.
– Cocina los alimentos al vapor, al horno o a la plancha.
– Bebe dos litros de agua al día para que las fibras ejerzan su efecto.
– Realiza algo de ejercicio físico diariamente, como por ejemplo caminar durante media o una hora al día. Esto te ayudará a mantener un peso adecuado, mejorar las digestiones y regular el tránsito intestinal.
– También, puedes tomar leches fermentadas o yogures probióticos a diario.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies