Eliminar las molestias del periodo
Valora este artículo

Aunque el año tenga 365 días, cada uno con 24 horas de duración, a veces no son suficientes para cumplir con nuestras metas u objetivos, por eso no puedes perder ni un sólo minuto de tu vida, ni siquiera cuando estás con el periodo. Si quieres sentirte en esos días tan bien, como en el resto de días del año, tan sólo tendrás que prestar un poco de atención a tu alimentación, ejercicio e higiene personal.

Dedícate unos minutos al día para mimarte y sentirte bien, pero no únicamente los días en los que estás con la menstruación, periodo o regla, hazlo todos los días el año. Has de comprender que unos días antes de que te llegue la regla, tu cuerpo empieza a sufrir los cambios hormonales. Estos cambios hormonales pueden provocar molestias y malestares físicos, y algunos otros cambios en tu estado de ánimo. Esto es lo que se conoce como el Síndrome Premenstrual. Un 75% de las mujeres sufren molestias debido al Síndrome Premenstrual, que pueden repercutir en sus actividades diarias, sufriendo: irritabilidad, depresión, inseguridad, ansiedad, falta de concentración, dolor de cabezas y mareos, e incluso, cambios en el deseo sexual.
pastillas1

Aunque te pueda parecer un poco extraño, está comprobado que la rutina puede ayudar a prevenir el síndrome premenstrual, y por supuesto, seguir una serie de consejos, que te presentamos a continuación:

Sigue una dieta sana y equilibrada: Para sentirse bien, todos los días del año, es muy importante seguir una vida sana, con una dieta equilibrada y realizar ejercicios de forma regular.

– Intenta consumir alimentos integrales, ricos en fibra (como pan y cerales), que te proporcionarán los carbohidratos que necesitas los días de menstruación. Una dieta rica en ácidos grasos omega3, te ayudarán a tener periodos menos dolorosos.
– Los ácidos grasos omega 3 se pueden encontrar principalmente en pescados, como atún, salmón y sardinas.
– Reduce el consumo de sal, ya que puede provocar retención de líquidos y hará que te sientes más hinchada.
– No hagas comidas muy copiosas, intenta comer cinco veces al día.
– Evita alimentos estimulantes, como son el café, té y bebidas alcohólicas.

Haz ejercicio: Se ha comprobado que las mujeres que practican el ejercicio aeróbico moderado, al menos tres veces por semana, tienen menos síntomas del Síndrome Premenstrual. Las actividades físicas ayudan a producir sustancias químicas que bloquean el dolor, disminuye el estrés y mejora el estado de ánimo. Si no puedes ir a un gimnasio, puedes salir a caminar, correr o montar en bicicleta. Además, existen otras técnicas de relajación que puedes realizar cómodamente cualquier día del año, como el yoga, pilates o meditación.

Practica el sexo: Al igual que el ejercicio mantener relaciones sexuales, te ayudará a aliviar las molestias del Síndrome Premenstrual. Algunas mujeres aumentan el deseo sexual porque la zona pélvica se llena de sangre, de forma similar a lo que sucede cuando se está excitada. Has de saber que no existe ninguna razón física para evitar las relaciones sexuales durante tu periodo, sino todo lo contrario, el orgasmo ayuda a disminuir los cólicos y la sensación de hinchazón en la pelvis. Durante el periodo es muy importante que protegerte contra el riesgo de embarazo o contraer alguna enfermedad de transmisión sexual. Aunque las probabilidades de embarazo son mínimos, no son nulas.

Mantén una buena higiene: Durante los días que estés con el periodo o regla, es muy importante mantener una buena higiene. El agua tibia te ayudará a disminuir el dolor, por lo que puedes aprovechar para darte un baño relajante y sentirte limpia. El baño te ayudará a desconectar de todos tus problemas y te hará sentir bien y relajarte durante un rato, sin salir de casa.

Además del baño, puedes lavar la zona genital externa con un jabón suave y neutro, que te ayude a mantener el equilibrio del pH de la piel. Si sueles usar toallitas íntimas para tu higiene, no uses la misma para varias veces. En el caso de usar compresas o salvaslip, elige una que posea gran capacidad de absorción, que sea suave y cómoda, y cámbiala con bastante frecuencia, aunque parezca que aún está limpia.

Aparte de estos consejos también puedes:

– Date un masaje por todo el vientre, con la ayuda de las puntas de los dedos. También puedes decirle a tu pareja que te ayude.
– Relajate escuchando la música que más te guste o música relajante.
– Si tienes muchas molestias, puedes intentar dormir con las piernas elevadas. Si con esta postura no te encuentras cómoda, también puedes intentar dormir de lado con las piernas dobladas, en posición fetal. Coloca una almohada o manta térmica en la zona del abdomen bajo (bajo el ombligo), el calor te ayudará a aliviar el dolor.
– Si no consigues aliviar los síntomas y molestias, puedes acudir a tu médico para que te recete algún medicamento o te diga qué analgésicos te pueden ayudar.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies