Introducir nuevos alimentos
5 (100%) 1 vote

A partir del cuarto o sexto mes de vida del bebé se pueden empezar a introducir nuevos alimentos en su dieta, que servirán de complemento nutricional a la leche materna y/o de fórmula. Para realizar este destete, debe hacerse de forma progresiva, empezando por pequeñas cantidades y dejando pasar un intervalo de tiempo suficientemente amplio, como mínimo un par de días, antes de administrar otro nuevo alimento. Con esto pretendemos que el bebé pueda conocer y asimilar los nuevos sabores, e identificar rápida y fácilmente el origen de las posibles reacciones alérgicas.

Ante la introducción de nuevos alimentos, el pediatra será el que tenga la última palabra y quien debe indicar cuál es el momento oportuno para empezar a dar un nuevo alimento, ya que cada niño es distinto y tiene sus propias necesidades. A continuación, te presentamos una tabla donde se resume el calendario de introducción de nuevos alimentos complementarios:

brocoli1

De 4 a 6 meses: De los cuatro a los seis meses de edad de nuestro bebé podemos ir introduciendo cereales sin gluten (arroz, maíz, tapioca) y frutas, empezando por las más suaves, como son: manzana, pera y plátano. Del mismo modo que la fruta, también podemos ir introduciendo verduras suaves, como purés realizados con patata, zanahoria y calabacín.

De 7 a 8 meses: Se puede empezar por la introducción de nuevos alimentos como legumbres (guisantes, garbanzos, lentejas y judías), además de la leche de continuación y productos lácteos, como quesitos envasados, yogur, queso suave, requesón, etcétera. Del mismo modo, podemos proceder con la introducción de carnes blancas, como son el pollo, el pavo o el conejo, y cereales con gluten (pan, galletas, pasta).

De 8 a 9 meses: A partir de los ocho o nueve meses de edad se puede probar a introducir los pescados (merluza, pescadilla y lenguado).

A partir de los 12 meses: A partir del primer año de vida se puede introducir las carnes rojas, procedentes de ternera, cordero o buey, y los huevos. A partir de los doce meses y en adelante, el niño tendrá que empezar a comer de todo, con precaución, y empezando por pequeñas tomas distanciadas para ver si le producen alguna reacción alérgica.

A partir de los 36 meses: A partir de los tres años de vida, el pequeño podrá empezar a beber leche de vaca.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies