Reproducción asistida
Valora este artículo

Cuando no te puedes quedar embarazada de forma natural, es cuando te empiezan a hablar de las técnicas de reproducción asistida. ¿Pero cuántas técnicas de reproducción asistida existen? ¿En qué consiste cada una de ellas? ¿Qué técnica de reproducción asistida es más recomendable?

Para dar respuestas a todas estas preguntas, vamos a analizar una a una y explicarte en qué consisten las técnicas de reproducción asistida más usadas en los últimos años:

Fertilización In Vitro: También conocida por las siglas FIV, la fertilización in vitro es una de las técnicas de reproducción asistida más populares. La técnica se basa en hiperestimular a la mujer, para sacar sus óvulos, y por medio de la toma de un esperma, fecundar los óvulos en manos del embriólogo. Una vez fecundado el huevo, se implanta, de regreso, en el útero de la madre, y se espera a que se desarrolle el embarazo. Ahora bien, dependiendo de la cantidad de esperma, dependerá el éxito o fracaso de esta técnica.

También es cierto, que al ser una de las técnicas de reproducción asistida más populares, se sigue investigando en ella, y cada año aumenta el porcentaje de éxito, aunque tampoco es la única opción para las parejas que no pueden concebir de forma natural.

Inseminación artificial o intrauterina: También conocida por las siglas IIU, se trata de otra de las técnicas de reproducción asistida más populares, debido a ser de menor complejidad. En la Inseminación artificial o inseminación intrauteina el semen, es tratado previamente en un laboratorio para enriquecerlo, y posteriormente depositado directamente en el cuerpo del útero de la madre con una cánula. Justo antes de esta operación, se estimula la ovulación de la mujer para incrementar las posibilidades de éxito.

Transferencia de gametos en la trompa de Falopio: En la Transferencia de gametos en la trompa de Falopio, conocida también bajo el nombre de Gamete Intrafallopian Transfer, en inglés, o por sus iniciales GIFT, los óvulos son aspirados del ovario para encontrarse con los espermatozoides. Inmediatamente después de este encuentro, son inyectados en la trompa de Falopio, lugar donde se produce la fecundación.

Transferencia de embriones en la trompa de Falopio: Conocida también por el nombre de Zygote Intrafallopian Transfer, o sus iniciales ZIFT, en la transferencia de embriones en la trompa de Falopio se procede de una forma similar a la de gametos (GIFT), pero con la diferencia de que, en este caso, la fecundación se da en el laboratorio y los embriones son inyectados posteriormente en la trompa de Falopio, asegurándonos así de la fecundación del óvulo con el espermatozoide.

Inyección intracitoplasmática de espermatozoides en óvulos: Conocida bajo el nombre de Intracytoplasmic Sperm Injection (ICSI), se trata de una técnica similar a la Fecundación In Vitro (FIV) pero aplicado a alteraciones masculinas. En este caso, los espermatozoides elegidos son inyectados uno a uno en los óvulos aspirados.

El éxito o fracaso de estas técnicas dependen de muchos factores, teniendo una probabilidad de éxito del 35 al 40%. Aunque este porcentaje viene incrementándose cada año, gracias a los avances científicos. Tu ginécologo será la persona encargada de indicarte cuál es la más favorable en tu caso, y si por algún motivo no puedes recurrir a ninguna de ellas, existen otros procedimientos para ser padres, como es el caso de la adopción.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies