¿Cómo saber si tu bebé se queda con hambre?
5 (100%) 2 votes

Durante las primeras semanas de vida del bebé, es muy habitual hacernos la pregunta cómo saber si nuestro bebé se queda con hambre o simplemente, si está obteniendo la leche suficiente mientras le damos el pecho. Por eso, y para solucionar esta inquietud, te vamos a dar unos sencillos consejos, que te ayudarán a determinar si realmente tu bebé se queda con hambre.

Lo primero a tener en cuenta es que, tu bebé durante los primeros días de vida pedirá el pecho a demanda. Lo normal es que te pida comer entre ocho y quince veces diarias, lo que implica tomar cada dos o tres horas. Este hecho puede durar entre las dos y tres semanas de vida. Una vez pasado este periodo de tiempo, tu bebé empezará a distanciar las tomas o directamente, dejar algunas de las tomas de la noche.
lactancia1

Otro método por el que puedes comprobar si tu bebé está tomando la leche que necesita, durante la lactancia, es comprobando cuántas veces al día ensucia su pañal. Durante el primer día de vida de tu bebé hará caca tres veces al día, y suelen ser de color amarillo mostaza. Después de su primer mes de vida, no la harán con tanta frecuencia, llegando a ser una vez al día o incluso, una vez cada dos días. También, puedes hacerlo controlando el pipí, comprobando cuántos pañales al día llega a mojar, lo normal es mojar entre cinco y seis pañales al día.

Para comprobar si tu bebé está tomando la leche necesaria o si se queda con hambre, los pediatras aconsejan vigilar su peso. Durante los primeros días de vida del bebé, es normal que éste pierda entre un 5 y 9 % de su peso inicial. Pero a partir de su quinto día de vida, su peso irá aumentando una media de treinta gramos al día, hasta cumplir los tres meses de edad.

También puedes comprobar si tu bebé toma la suficiente leche, si cuando le das el pecho en una habitación en silencio, le oyes tragar cuando le estás amamantando.

Finalmente, y no por ser la última es la menos importante, para saber si tu hijo toma la leche necesaria, puedes tocar tus pechos, y comprobar si después de la lactancia se quedan más blandos.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies