Para evitar el estreñimiento y mejorar el tránsito intestinal, lo más aconsejable es seguir una dieta rica en fibra vegetal, comer mucha fruta y verdura, beber abundante líquido, principalmente agua, alrededor de litro y medio al día. Pero también es importante intentar comer todos los días a la misma hora, masticando despacio y bien cada bocado, además de no reprimir nunca el deseo defecatorio y realizar ejercicio físico de forma regular.

Si sigues estos consejos seguro que tu tránsito intestinal se regulariza, pero si no es así, antes de optar por el uso de laxantes, puedes probar con los llamados laxantes naturales.

Tipos de laxantes naturales

Ciruelas, manzanas y plátanos son algunos de los alimentos básicos que forman parte del grupo de laxantes naturales. Los laxantes naturales son aquellos alimentos o hierbas que permiten realizar una evacuación intestinal más fácil, combatiendo el estreñimiento. Existen tres tipos fundamentales de laxantes naturales, según su manera de actuar en el organismo: Laxantes naturales estimulantes, laxantes naturales mecánicos y laxantes naturales osmóticos.

Laxantes naturales estimulantes: son aquellos que actúan estimulando la musculatura del intestino, provocando los movimientos que favorecen la defecación. Estos laxantes naturales también son conocidos con el nombre de purgantes o catárticos. Los laxantes naturales estimulantes, como hemos indicado, actúan sobre las paredes del intestino, aumentando la producción de minerales y líquidos, y disminuyendo la absorción de cloro y sodio.

Es aconsejable no abusar del uso de laxantes de ningún tipo. Los laxantes naturales estimulantes también tienen efectos negativos relacionados con el tiempo que actúan en el organismo. Los laxantes naturales estimulantes pueden seguir trabajando dentro de nuestro organismo hasta ocho horas tras su ingesta. Lo ideal es tomarlos antes de dormir para que trabajen durante toda la noche.

Laxantes naturales mecánicos: son aquellos ricos en fibras. Estos laxantes naturales mecánicos aumentan el volumen de las heces, retienen agua e hidratan las paredes del intestino, ayudando a los movimientos intestinales, y por tanto, favoreciendo la evacuación y evitando el estreñimiento.

La acción de estos laxantes naturales mecánicos es mucho más suave que la de los laxantes naturales estimulantes, por lo que forman el tipo de laxantes más recomendados. Estos laxantes naturales mecánicos normalizan el funcionamiento del organismo, y por su alto contenido en fibras se recomienda ir acompañados de alimentos probióticos, como el yogur.

Laxantes naturales osmóticos: son aquellos que intentan aumentar la cantidad de agua existente en el intestino, con el objetivo de ablandar las heces. Contienen muchos minerales y obligan al intestino a eliminar líquidos. Lo ideal es tomar estos laxantes naturales osmóticos junto a gran cantidad de agua o bebidas isotónicas para recuperar la pérdida de agua que sufre el organismo. Las ciruelas forman parte del grupo de laxantes naturales osmóticos.

Como hemos indicado los laxantes naturales más recomendados son los mecánicos por ser los más suaves. Ahora bien, dentro de los laxantes naturales mecánicos ¿Cuál elegir?

Existe un gran número de alimentos considerados laxantes naturales mecánicos, como por ejemplo: la manzana, el plátano, la cebolla, ciruelas o moras, entre otros muchos, así como algunas plantas, como el Aloe Vera, cuya pulpa contiene un 99% de agua. Si bebes zumo de Aloe Vera cada mañana, en ayunas, combatirás el estreñimiento.

Los diez laxantes naturales más recomendados

Dentro de los diez laxantes naturales más recomendados para combatir el estreñimiento nos encontramos:

  • Ciruela: Debido a su popularidad como laxante natural durante años, las ciruelas se conocen como el remedio de la abuela para combatir el estreñimiento. Este fruto es rico en antioxidantes y contiene vitamina A, hierro, potasio, fibra y sorbitol, de ahí su gran poder laxante. Las ciruelas favorecen el trabajo del aparato digestivo.
  • Aloe Vera: El Aloe Vera es una de las plantas más usadas en medicina, considerada imprescindible en el botiquín de remedios caseros. Debido a su alto contenido en agua, tomar diariamente el jugo de esta planta tiene un efecto laxantes sobre nuestro organismo, ayudando a combatir el estreñimiento.
  • Plantago: Esta hierba originaria de la India es muy rica en fibras y es perfecta para ir al baño correctamente. El plantago tiene la capacidad de absorber agua, lo que hace que aumente el tamaño de las heces y ayuda a  estimular el tránsito intestinal. Introducir el plantago en nuestra dieta sería un remedio muy efectivo para combatir el estreñimiento.
  • Manzana: Ya sea roja o verde, esta deliciosa fruta contiene una sustancia llamada “pectina” que tiene la propiedad de promover el funcionamiento de los intestinos, ablandar las heces, por su alto contenido en fibra y favorecer su evacuación. Come una manzana a media mañana o como postre después de la cena, cruda o hervida con ciruelas y tu tránsito intestinal se volverá más regular.
  • Plátano: A pesar de ser una de las frutas más consumidas en el mundo entero, muchos aún no saben que el plátanos es uno de los alimentos más recomendados para evitar el estreñimiento, por considerarse un laxante natural. Su alto contenido en fibra aporta el 12% de la ingesta de fibra diaria recomendada. Además del alto contenido en potasio, el plátano contiene sustancias que llegan al instestino grueso aún sin digerir, oligosacáridos, favoreciendo la correcta digestión y expulsión de las heces.
  • Cebolla: La cebolla no debe faltar en ningún plato. Además de aportar sabor a nuestras recetas, ayuda a combatir muchas enfermedades y patologías. Las cebollas son un laxante natural muy eficaz cuando la consumimos cruda, pues activa la secreción de jugos gástricos, favorece la flora intestinal, estimula el metabolismo de la vesícula, del pancreas y del hígado.
  • Ajo: Hipócrates, el padre de la Medicina, ya hablaba del efecto laxante del ajo. Una pequeña porción de este alimento contiene grandes cantidades de alicina y selenio, dos compuestos naturales que activan las enzimas del hígado que ayudan al cuerpo a eliminar toxinas. Comer medio diente de ajo crudo cuida los intestinos y favorece la secreción de jugos estomacales, además de ayudarnos a evitar el cáncer de estómago.
  • Zanahoria: La zanahoria es una verdura excelente para favorecer la digestión y estimular la producción de jugos gástricos, aliviando el estreñimiento. Media taza de zanahorias contiene alrededor de dos gramos de fibra, parte esencial para una buena salud digestiva.
  • Tomate: Los tomates son unos laxantes estupendos, que además contienen mucha cantidad de vitaminas A, C y K. Los tomates ayudan a combatir el estreñimiento aportando el 10% de la fibra diaria que nuestro organismo necesita. Y por si esto fuera poco, los tomates tienen lipopeno, un antioxidante que te protege del cáncer de colon.
  • Regaliz: El regaliz o extracto de raíz de regaliz es uno de los condimentos más antiguos y se ha usado durante años en la medicina alternativa como laxante. Tomar un té de regaliz te ayudará a facilitar la digestión y expulsar las heces con mayor facilidad. El regaliz es un fabuloso laxante natural que estimula la función renal, regula la digestión y genera una acción protectora del hígado.

Aparte de estos diez laxantes naturales, te recomendamos beber mucha agua, pues sin el agua estos alimentos no serían realmente eficaces para lograr un óptimo tránsito intestinal. La principal causa de estreñimiento es la falta de fibra y agua. Es aconsejable beber de un litro y medio a dos de agua al día.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies