Malestares en las últimas semanas de embarazo
5 (100%) 1 vote

Las últimas semanas de embarazo son las más difíciles de llevar, por presentar malestares comunes. Pero todo tiene solución, tan sólo hay que tener un poco de paciencia y seguir una serie de consejos que te ayudarán a aliviar o calmar estos síntomas o malestares.

En estas últimas semanas de embarazo podemos encontrarnos con estrías, hinchazón o edema, estreñimiento, gastritis e incluso, algún que otro catarro, tos o faringitis al disminuir las defensas de nuestro cuerpo. Por ello, vamos a analizar poco a poco estos síntomas e indicarte una posible solución para hacerlos desaparecer, o al menos, hacer que sea mucho más llevaderos.

embarazo5

Estrías:: Las estrias son causadas por el estiramiento de la piel, provocado por el crecimiento de tu bebé dentro del útero. Lo ideal será usar una crema específica para estrías durante todo el embarazo, o al menos un crema hidratante. Pero si ya es demasiado tarde, puedes ponerte crema hidratante todas las noches, para evitar que salgan más.

Estreñimiento: El estreñimiento es muy común entre las mujeres embarazadas, debido a la comprensión del útero sobre el intestino grueso, provocando que éste se mueva más lentamente. Lo mejor que puedes hacer para evitar el estreñimiento es beber mucho líquido y fibra natural, comer mucha fruta te será de gran ayuda por su alto contenido en fibra. Si el problema continúa, puedes consumir ciruelas pasas, agua de tamarindo o ayudarte con infusiones naturales.

Gastritis: La Gastritis durante el embarazo es provocado por el aumento de peso y el incremento del tamaño del útero, pues provocan presión sobre el estómago, lo que se traduce con ardores (agruras) eructos y a veces, incluso dolor. Para aliviar este malestar, incluye la leche en tu dieta habitual, consume alimentos ligeros, que no sean picantes o irritantes.

Hinchazón: La hinchazón en determinadas partes del cuerpo puede deberse al incremento en tu actividad física o una alteración importante de tu peso. Pero también, puede deberse a pasar muchas horas seguidas de pie. Lo mejor será realizar actividades en las que te tengas que mover únicamente lo necesario. Si por el contrario, pasas muchas horas sentadas, deberás usar un reposapies regulable en altura. Pero si además de los pies y piernas, tienes las manos hinchadas y tienes la presión arterial alta, acude a tu médico, ya que puede tratarse de una preeclampsia o toxemia del embarazo.

Catarro, tos o faringitis: Aunque no estén relacionadas directamente con el embarazo, hay una probabilidad muy alta de contagio si te encuentras expuesta a una fuente de contagio. Pero tranquila, no hay de qué preocuparse, ya que generalmente no necesitamos recurrir a antibióticos para su tratamiento. Para la tos y flujo nasal, lo ideal será descongestionar bien las fosas nasales. Pon a hervir dos tazas de agua con una bolsa de manzanilla y con una perita de bebé, introdúcela en el interior de las fosas nasales. También puedes hacerlo con sal marina, que venden en farmacias, especial para la limpieza de fosas nasales. Para el resto de síntomas, deberás tomar muchos líquidos, consumir más cítricos, por su alto contenido en vitamina C, y cuidarte de los cambios de temperatura. Si llegas a tener fiebre, tendrás que acudir a tu médico, sin falta.

Con esta serie de consejos, pretendemos ayudarte para que te sientas mejor en las últimas semanas de embarazo, y que te preocupes sólo de lo que verdaderamente importa, la llegada al mundo de tu bebé.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies