El estreñimiento es una alteración muy común durante el embarazo, debido a los cambios hormonales. La eliminación de heces es menos frecuente de lo habitual, y puede ser bastante dificultosa. Además, durante el embarazo las heces se vuelven duras y secas, con lo que resulta más difícil expulsarlas. Combatir el estreñimiento y favorecer el tránsito intestinal no es complicado, aunque para ello debes seguir algunas pautas en tus hábitos alimenticios. Recuerda que, si este trastorno no se combate a tiempo, puede causar problemas digestivos y hemorroides.

Combatir el estreñimiento durante el embarazo

Para combatir el estreñimiento durante el embarazo has de llevar una dieta rica en fibra. Lo ideal será tomar unos 25 ó 30 gramos de fibra al día, a través de los alimentos (frutas, verduras u otros alimentos ricos en fibras como cereales y legumbres). Opta por tomar dos raciones de frutas con piel, como ciruelas o higos, y sustituye los zumos de frutas por fruta entera. Incluir verduras dos veces al día y legumbres dos veces a la semana, también ayudará a tu tránsito intestinal. Este aporte de fibra debe ser paulatino con el objetivo de evitar flatulencias que agraven tu malestar.

Por supuesto, para combatir el estreñimiento durante el embarazo nada mejor que beber agua. Bebe al menos un par de litros de agua al día. La fibra no produce ningún efecto si no es combinada con líquidos, por lo que si lo deseas, aparte de beber agua, también puedes incluir zumos, infusiones, leche u otros líquidos.

Existen algunos trucos o remedios caseros para el estreñimiento, pero no todos funcionan igual en cada persona, ya que cada organismo es diferente. Estos remedios caseros son ayudas complementarias y por lo tanto, no hay que olvidarse de añadir fibra a nuestra alimentación y consumir gran cantidad de agua.

Entre los remedios caseros para combatir el estreñimiento durante el embarazo, podemos encontrarnos con  el truco de tomar un par de ciruelas con agua antes de meterse en la cama por la noche, un zumo de naranjas o ciruelas rehidratadas al levantarse en ayunas, desayunar compota de manzana o añadir salvado de avena a tu desayuno.

Evita el consumo de alimentos astringentes, tales como los plátanos, pomelos o membrillos.

Sustituye la pasta, galletas y pan u otros alimentos con cereales refinados, por alimentos creados con cereales integrales, que tienen mayor contenido en fibra. Para combatir el estreñimiento durante el embarazo es necesario limitar el consumo de arroz no integral.

A la hora de sentarse a comer, mastica despacio los alimentos e intentar regular las horas de las comidas, así como el momento de ir al baño.

No utilizar enemas, ni a laxantes ni otros fármacos sin prescripción médica.

Y aunque estés embarazada, no tienes excusas para no realizar ejercicios suaves. Practica ejercicios habitualmente, pues éstos te ayudarán a mejorar el tránsito intestinal. La actividad física es importante durante todo el embarazo.

En resumen, para combatir el estreñimiento durante el embarazo puedes seguir estos sencillos consejos. Si a pesar de todo no consigues ir al baño regularmente, deberás consultar con tu médico de cabecera o ginecólogo, pues te podrán recomendar algún remedio o comprimido con fibra con el objetivo de facilitar la evacuación y combatir el estreñimiento.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies