Quemaduras en bebés
Valora este artículo

Cuando los bebés empiezan a gatear y andar, es normal que recorran toda la casa motivados por la curiosidad, por lo que has de tener mucho cuidado con las cosas que puedas tener a su alcance. Aún así, si tu bebé se ha quemado, una vez que lo hayas consolado y tranquilizado, habrá que proceder a determinar qué tipo de quemadura ha sufrido.

Si es una pequeña quemadura, y sólo tiene la piel enrojecida, bastará con aplicar compresas de agua fría, durante unos diez minutos, y posteriormente aplicar una crema hidratante normal. De todas formas, para determinar la gravedad de la quemadura en el bebé, dependerá de la zona en la que se ha producido, no es lo mismo si se ha producido en una zona extensa de su cuerpo, como si se ha producido en la cara, manos, pies o genitales. En estos cuatro últimos casos, es conveniente acudir al hospital o pediatra.
quemaduras1

Suele ser muy común que, ante una quemadura aparezca una ampolla. En estos casos es muy importante, no romper la ampolla, ni utilizar pomadas, ungüentos, cremas ni remedios caseros. En estos casos el médico será quien decida como tratar el caso.

Si se trata de una quemadura importante, quítale la ropa a tu bebé, pero sólo aquella que no haya quedado adherida a la quemadura. Sumerge la zona de la quemadura en agua fría o directamente bajo el grifo, y posteriormente aplicar compresas de agua fría hasta llegar a la consulta del médico. Si la quemadura es muy extensa, y parece grave, envuelve al niño con una sábana limpia o una manta, y llévalo lo más rápidamente al hospital. Allí sabrán tratarlo. Del mismo modo, deberás proceder si las quemaduras han sido producidas por sustancias químicas, sin olvidar llevar consigo el envase o etiqueta del producto que le ha causado la quemadura al bebé.

El peor de los casos de quemaduras en bebés, será aquel en el que la ropa del bebé se incendia. En ese momento, habrá que actuar lo más rápidamente posible, haciendo rodar al niño sobre el suelo o envolverle con una manta para apagar todo el fuego. Nunca intentes quitarle la ropa, sin estar completamente apagada, ya que podrías avivar las llamas. Y por supuesto, acude a tu pediatra u hospital más cercano, lo antes posible.
En cuanto a las quemaduras en la boca, por tomar algo demasiado caliente, como un biberón o papilla, tendríamos que poner al bebé boca abajo, para que expulse el alimento o leche, y lavarle la boca con agua fría. Aunque a simple vista no le veas ninguna reacción, no dudes en llevarlo a urgencias. Allí sabrán valorar el caso, según la importancia que tenga.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies