Higiene y baño de niñas
Valora este artículo

Tras abandonar el pañal, llega el momento de enseñar a nuestros pequeños nuevos hábitos de higiene y limpieza, para que aprendan a ir al baño solos. Se trata de una etapa muy importante, tanto para los niños como para niñas, que exige una mayor vigilancia por nuestra parte, para evitar sustos innecesarios, accidentes o alguna dolencia por falta de higiene.

Para enseñar a nuestra niña las medidas necesarias a tomar para llevar a cabo una buena higiene, debemos enseñarles en qué posición evacuar y orinar para evitar que se manchen y cómo limpiarse.
baño1

Enseñar en qué posición deben orinar y evacuar:

No cabe duda de que los niños y las niñas no usan el baño de la misma forma. Las niñas orinan y evacuan sentadas, mientras que los niños orinan de pie y evacuan sentados. Para las niñas, esta posición sentada, es las más idónea, puesto que resulta más difícil que se manchen o se mojen con la orina. Hemos de enseñar a nuestra hija que ésta posición es la más adecuada, porque es normal que algunas intenten imitar a su padre o hermanos, y prueben orinar de pie, como ellos. Para hacerles entender que la posición correcta es la sentada, tendremos que explicarles que estarán más cómodas en esta posición y que de pie, se pueden manchar muy fácilmente.

Cómo deben limpiarse:

Es muy importante que como padres enseñemos a nuestra niña a limpiarse de forma correcta. Tendremos que hacerlo siempre por detrás, y el sentido del movimiento es de adelante hacia atrás, para evitar que las bacterias del recto infecten a la vulva y vagina. De esta forma, evitaremos posibles infecciones.

La importancia de la higiene en sus partes íntimas:

Es a partir de los tres o cuatros años de edad, cuando las niñas empiezan a sentir más curiosidad por su cuerpo, por lo que empezarán a explorar también sus partes íntimas. Para cuando llegue ese momento, es muy importante que como padres vigilemos a nuestra niña por si ella intenta introducir objetos como lápices o algún juguete por la vagina. Debemos explicarle que no debe hacerlo, indicándole que con ello se puede hacer daño, producir irritación e inflamación.

Infección urinaria:

Para saber si nuestra niña ha cogido una infección urinaria deberemos fijarnos bien en los posibles signos, como comprobar si la niña va al baño a orinar más veces de lo normal o si se queja de dolor o ardor cuando orina (hace pis o pipí). Si es así, lo mejor es consultar con el pediatra de la niña. Posiblemente la niña tenga un infección urinaria.

La hora del baño de las niñas:

Del mismo modo que debemos enseñar a nuestra niña a limpiarse cada vez que vaya al baño, tenemos que enseñarle a cómo lavarse en el baño y en la ducha. Lo ideal es que el baño y limpieza de las niñas se haga de arriba abajo, es decir, empezando por la cabeza hasta llegar a los pies. Durante los primeros años, es conveniente, que ayudes a tu niña a lavarse la cabeza, especialmente hasta los cinco o seis años de edad, pero también tendrás que enseñarle cómo utilizar el gel de baño o jabón, con o sin esponja.

Recuerda que se debe poner especial atención en la limpieza de las rodillas, axilas, cuello y pies. En cuanto a las partes íntimas, no existe la necesidad de abrir los labios de la vulva de la niña para limpiarle el interior. Ella debe limitarse a lavarse y a secar la zona cubierta por la braguita desde delante hacia atrás.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies