Pautas de actuación para padres separados
5 (100%) 1 vote

Cuando una pareja llega a la ruptura y con ella la separación, los niños son los que peor lo pasan. La separación de los padres es siempre una experiencia dolorosa, para los más pequeños de la casa, cuando no traumática. Normalmente, una separación llega tras discusiones y muchas tensiones en el entorno familiar, en las que el niño, en alguna ocasión, ha sido testigo.

Sólo el hecho de separarse los padres no es un hecho aislado, ya que la separación también implica un cambio significativo e importante en la vida de los niños, por eso es importante seguir una serie de pautas de actuación, por parte de los padres separados, para evitar, en medida de lo posible, los daños de la separación. Los padres se ven como ex parejas, pero también hay que pensar que siguen siendo el padre y la madre del mismo o los mismos niños.
CorazonRoto

Lamentablemente, en la mayoría de los casos quedan sentimientos de rencor, lo que hace que en la mayoría de las veces se vean como enemigos. Pero los niños no pueden ver esta diferencia, porque para ellos siguen siendo su papá y su mamá. Lo que no hay que hacer nunca es utilizar a los hijos como moneda de cambio o campo de batalla de una separación. Por una vez, debemos actuar como adultos y tratar los aspectos de la separación poniéndonos en el lugar de los más pequeños, evitando en todo momento que se conviertan en las víctimas inocentes de la separación de los padres.

Algunos niños junto a la separación de sus padres, han sufrido lo que se conoce como el Síndrome de Alienación Parental, que tiene consecuencias muy negativas para el bienestar y equilibrio psicológico del niño, debido principalmente a que se ha usado al niño para vengarse o como comentamos anteriormente, como moneda de cambio.

A continuación, vamos a explicar una serie de pautas de actuación que deben seguir los padres separados para evitar, en la medida de lo posible, que los niños lo pasen mal ante la separación y minimizar los efectos sobre ellos.

·Explicar la decisión entre los dos: Ante la nueva situación familiar, deberán ser ambos progenitores los que deberían explicar por qué se ha tomado dicha decisión, sin culparse uno al otro, poniendo especial atención en cómo va a ser la nueva situación familiar, con quién van a vivir los más pequeños, cómo se van a organizar, etcétera. La forma más habitual de abordar este problema, sin explicar las razones por las que los padres han decidido separarse, sería empezar con: “Mamá y papá van a dejar de vivir juntos, pero te vamos a seguir queriendo igual…”

·Eliminar la esperanza de reconciliación: Tras una ruptura es habitual que los más pequeños de la casa se hagan a la idea de que sus padres algún día se van a reconciliar y a volver a vivir juntos. Por este motivo, es muy importante dejarles claro que la vida de pareja ha terminado. Los niños pequeños son los que peor entiendan esta situación, y por eso es habitual en ellos que pregunten cuándo van a volver a vivir juntos.

·Eliminar sentimientos de culpa: Es muy importante explicar a los hijos que, ellos no tienen la culpa de la decisión tomada, que no ha influido ni su comportamiento, ni su rendimiento escolar, ni ninguna otra cosa que se les pueda pasar por la cabeza. Hay que hacerles entender que la separación es un decisión que han tomado sus padres, al margen de ellos.

·Favorecer la comunicación y la relación: Si no queréis perjudicar al niño con vuestra decisión, debéis favorecer la comunicación en el hogar por las dos partes, inclusive por parte de los demás miembros de la familia, tales como los abuelos, tíos, primos,… La comunicación con los hijos es vital para llevar una buena convivencia.

·No hablar mal de la ex pareja: Como hemos comentado anteriormente, desde la perspectiva del niño, sus padres siguen siendo papá y mamá, aunque no vivan juntos, por eso es necesario evitar cualquier comentario negativo que pueda referente a la ex pareja. Si estos comentarios llegan por parte de otros miembros de la familia (tales como abuelos, tíos, primos…) hay que aleccionarles y explicarles que dichos comentarios pueden tener consecuencias negativas en el desarrollo y relación del niño con sus padres.

·No sonsacar información: No debemos usar el niño como moneda de cambio ni usarlo para sacarle información sobre la ex pareja. Debemos evitar preguntas del tipo: ¿Qué hace papá cuando…? ¿Con quién va mamá…? Esta actuación le obliga al niño a ser desleal y, de alguna forma, a tomar partido por uno de los miembros de la pareja, provocando sentimientos de culpa y traición en niño.

· Consensuar y mantener normas básicas: Aunque en la separación en ocasiones es difícil poner de acuerdo, hay que intentar establecer unas normas básicas en cuanto a la educación de los más pequeños, piensa que hay que hacerlo por el bien de nuestros hijos. Estas normas básicas se refieren a los hábitos, estudios, horarios, comportamiento y límites, al margen de con quién esté el niño en cada momento. Estas normas pueden ser flexibles en determinados momentos como vacaciones o fines de semana, pero siempre haciéndoselo entender al niño.

·Mantener la comunicación con la ex pareja: Ante una separación de los padres lo mejor es que ambos progenitores mantengan la comunicación, al menos en lo que se refiere a la educación y cuidado de sus hijos. Por este motivo, aunque el niño pase más tiempo con uno, que con otro, lo ideal es mantener a la ex pareja informada de las circunstancias más relevantes, así como de temas referentes a estudios, visitas al médico, problemas de salud, actividades al aire libre,…

·No tratar de comprar al niño: Tratar de ganarse el afecto del niño con regalos o dinero, puede ser contraproducente, ni siquiera para compensar otras actitudes que deberían mantenerse como padre o madre. En poco tiempo, el niño descubrirá la estrategia y podrá valerse de ella para chantajear a cualquiera de ambas partes.

Para finalizar las pautas de actuación para padres separadas, cabe decir que como padre o madre, has de saber que lo que tu hijo necesita es que le prestes atención, que lo tenga en cuenta a la hora de tomar decisiones o planear actividades, que le dediques el tiempo que necesite, seas respetuoso con él y se implique en su vida, que a pesar de que sus padres estén separados y no convivan juntos él pueda presumir de papá y mamá, demostrando que lo siguen queriendo.

Fuente: Folletos de ayuda a padres y madres. Jesús Jarque García.
www.jesusjarque.com



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies