Protegerse del Sol 2


Protegerse del Sol
5 (100%) 3 votes

Con la llegada del buen tiempo, nos apetece tumbarnos al sol para adquirir un color de piel bronceada. Pero desafortunadamente, esta práctica tan habitual, no es la mejor para nuestra piel, por ello, te queremos dar una serie de medidas que debes tener en cuenta según tu tipo de piel.

La exposición moderada al sol puede resultar agradable, pero un exceso de exposición al sol puede ser muy peligroso. La sobreexposición a la radiación ultravioleta puede causar quemaduras dolorosas, además de otros efectos secundarios, incluso más graves, como envejecimiento prematuro de la piel, trastornos cutáneos, daños en la vista o el peor de todos, cáncer de piel.

Los niños son especialmente vulnerables a una larga exposición al sol, por lo que deberemos poner especial cuidado en protegerles contra el sol. Si quieres unos consejos sobre cómo proteger a los bebés del sol, no te pierdas nuestra guía: Protección solar para bebés.

Medidas para Protegerse del Sol:

Si lo que quieres es protegerte del sol, evitando los posibles riesgos de una exposición prolongada, aquí te dejamos una serie de medidas que puedes seguir cómodamente:

Evita la exposición al sol cuando esté más alto: Los rayos ultravioletas del sol con más fuertes entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, por lo que de 10:00 a 16:00 deberemos limitar dentro de lo posible la exposición al sol.

Ponte a la sombra: La mejor manera de protegerse del sol es, sin duda, permanecer a la sombra. Hay una curiosa regla de la sombra que dice: “Observa tu sombra. Si no ves tu sombra, ponte a la sombra”

Usa crema con filtro solar: Si quieres o necesitas ponerte al sol, lo mejor es que utilices una crema con filtro solar, con una protección solar alta de al menos 15. Este protección sola bloqueará parte de los rayos ultravioletas que llegarán hasta tu piel. Aplica abundante cada dos horas, cuando estés trabajando o expuesto al sol. Aunque el protector solar sea resistente al agua, no olvides renovarlo tras el baño.

Ponte un sombrero: Un sombrero de ala ancha, una gorra o un gorro protegerán tu cabeza y cara del sol. Recuerda que los ojos, oídos, cara y la parte posterior del cuello con especialmente sensibles al sol. Recuerda que hay sombreros y gorros de todos los tamaños, formas y colores, seguro que encuentras uno acorde a tus gustos.

Cúbrete con ropa: Una de las mejores formas de protegerse del sol cuando no te queda otra que exponerte a él, es utilizar ropa holgada de tela tupida, con la que cubrir nuestro cuerpo.

Usa gafas de protección ultravioleta UVA y UVB: En el mercado encontrarás gafas de sol con protección ultravioleta UVA y UVB, que evitan la aparición de cataratas y otros daños a la vista. Las gafas de sol ideales serán aquellas que bloqueen, al menos, un 99% de la radiación ultravioleta.

Evita salones y lámparas de bronceado: Las fuentes de luz procedentes de lámpara de bronceado pueden dañar tanto la piel como los ojos, si no están protegidos convenientemente. Evita fuentes artificiales de luz ultravioleta.

Vigila el índice de UV: El índice UV te proporcionará información importante sobre qué y cómo planear actividades al aire libre, de forma que puedas prevenir la exposición prolongada al sol. Podrás consultar este índice UV en los servicios de meteorología de diversos medios de comunicación, como radio, TV, Internet, etcétera.

verano2

Diferentes Tipos de Piel:

Si lo que quieres es broncear tu piel, antes de hacerlo tendrás que tener en cuenta tu tipo de piel. Algunas personas son más sensibles que otras a los rayos ultravioletas (UV). Cada piel es diferente, y en función de su color, deberemos tener más o menos cuidado y seguir unas medidas para una correcta exposición solar.

Piel extremadamente sensible (Fototipo 1): Piel clara, y a menudo con pecas. Te quemas fácilmente y rara vez te poner moreno/a. Sin duda deberás protegerte en cualquier exposición al sol. No intentes ponerte morena. El factor de protección para la piel extremadamente sensible debe ser alto (IP 50+). No olvides llevar prendas, sombreros, gafas y protección solar.

Piel sensible (Fototipo 2): Tu piel es calara y a veces con pecas. Te quemas fácilmente y te cuesta ponerte morena. Al igual que en las pieles extremadamente sensible, deberás protegerte con crema solar de factor IP 50+.

Piel poco sensible (Fototipo 3): Tu piel es ligeramente morena, es difícil que te quemes y te pones morena fácilmente. Es posible que consigas un ligero bronceado, pero tampoco te conviene abusar, aparte de la protección solar de prendas, sombreros y gafas, deberás llevar crema sola de protección IP 30 y 50.

Piel bastante resistente (Fototipo 4 y 5): Tu piel es morena o muy morena, nunca te has quemado y te bronceas con rapidez. Aunque tu piel tolere bien el sol, deberás mantener una exposición progresiva. Los primeros días evita exponerte durante largo tiempo al sol y nunca sin protección. La más idónea para tu piel es IP 15. 20 y 25.

Piel negra (Fototipo 6): Las pieles de color negra están naturalmente protegidas contra los efectos nocivos del sol, sin embargo en tu cuerpo tienes zonas más claras, como las palmas de las manos o de los pies. No olvides llevar gafas, sombrero y crema sola de protección IP 6 a 10.

Teniendo en cuenta los diferentes tipos de piel, ha llegado el momento de comprar un protector solar. Fíjate en aquellos indicados especialmente para niños:

Exponerse al Sol de Manera Razonable:

Para exponerse al sol de la mejor manera posible, no olvides hacerlo de forma progresiva. El primer día de exposición no sobrepases los 10 minutos,para que tu piel se vaya preparando. Limita la exposición de niños menores de 15 años, ya que su piel es más sensible que la de los adultos. Y NUNCA pongas a tu bebé al sol.

Recuerda que las quemaduras solares sufridas durante la niñez y las exposiciones intensas aumentan el riesgo de desarrollar un cáncer cutáneo mayor.

Y sobre todo: Bebe mucha agua, come de forma equilibrada y toma vitaminas que ayuden a tener buen aspecto.

Después de leer estos consejos sobre cómo exponerse al sol de manera razonable, tal vez te interesen algunos de estos accesorios con los que proteger a los niños del sol:

¿A qué esperas para proteger a los más pequeños del sol?




Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “Protegerse del Sol