Tu bebé puede aprender idiomas


Tu bebé puede aprender idiomas
Valora este artículo

Durante muchos años, se ha sostenido la teoría de que cuanto más pequeños, los seres humanos tenemos mayor capacidad para aprender. Es decir, cuanto más pequeños somos, más fácil nos resulta aprender cosas nuevas. Montar en bici, en patines, aprender matemáticas, lengua o nuevos idiomas puede ser un buen ejemplo de ello. Por fin, un estudio ha demostrado que los más pequeños de la casa tienen mayor capacidad para retener el idioma o lengua a la que ha sido expuesto mientras aún es un bebé. ¿Quieres que tu bebé aprenda o tenga mayor facilidad para aprender nuevos idiomas? Sigue leyendo.

Si estás embarazada o lo has estado hace poco, en más de una ocasión te habrán aconsejado poner música a tu bebé, mientras aún estaba dentro de tu vientre. Este hecho hace que tu pequeño se vaya acostumbrando a los sonidos, además de estrechar y potenciar vuestro vínculo afectivo. Del mismo modo, se incentiva a que la mamá hable con su bebé, incluso mucho antes de nacer.

Pues bien, sobre esto, la Universad Hanyang de Seúl ha realizado un estudio en el que se explica y demuestra que el bebé tendrá mayor capacidad de aprender idiomas cuanto más pequeños son. Los bebés tienen la capacidad de recordar su lengua nativa, aunque en ese momento no sepan hablarla. Los pequeños tienen la capacidad de retener dicho idioma y perfeccionarlo mucho antes de lo que se pensaba hace poco.

Para llevar a cabo este estudio, se tuvo en cuenta una muestra de 29 personas nacidas en Corea del Sur que, en el momento de estudio tenían entre 23 y 41 años, y que fueron adoptados por familias de holandeses cuando aún no llegaban a los 2 años de edad. Por otro lado, se tuvo en cuenta otra muestra de otras 29 personas que antes nunca había tenido contacto con la lengua asiática. A ambas muestras se les enseñó a reproducir consonantes coreanas, y la diferencia entre ambos grupos fue mucho más que evidente. Aquellos nacidos en Corea del Sur, conseguían reproducir dichos sonidos con exactitud, mientras que al resto les costaba mucho más.

 

Gracias a este estudio, se ha llegado a la conclusión de que, durante los primeros meses de vida, el aprendizaje de cualquier idioma es mucho más sencillo, y se realiza casi de forma inconsciente.

 

Imagen: 789083



Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *