Cómo dar de comer a mi bebé con cuchara


Conseguir que tu bebé empiece a comer con cuchara, no es siempre una tarea fácil. En muchas ocasiones, nuestro bebé puede negarse a introducir la cuchara en su boca. Por ese motivo, te vamos a indicar una serie de pautas que te ayudarán a dar de comer a tu bebé con cuchara.

La primera regla a tener en cuenta, a la hora de introducir cualquier cambio en la alimentación de nuestro bebé es tener mucha paciencia. El primer año de vida de nuestro bebé está lleno de cambios, por lo que el pequeño deberá acostumbrándose a cada uno de ellos. Todos estos cambios deben introducirse de forma gradual y con una buena dosis de paciencia por parte de sus padres.

A la hora de elegir una cuchara para dar de comer a nuestro bebé, opta por una cuchara pequeña y plana. Los colores alegres le llamarán más la atención con lo que puede resultar un punto a nuestro favor. Existen muchos tipos de cucharas para bebés, pero lo mejor es comprar una cuchara para bebés en farmacias o en tiendas especializadas. Asegúrate de que no contengan plomo en su pintura. La cuchara puede ser de plástico, pero si es flexible (de silicona), mucho mejor.

Antes de empezar a dar la comida con cuchara a tu bebé, deja que el pequeño se familiarice con el objeto. Deja que el pequeño pueda jugar con la cuchara, durante tres o cuatro días, como si fuera un juguete más. Una vez que se haya acostumbrado a ver la cuchara, podremos usarla para darle de comer.

Antes de empezar con la alimentación completa con cuchara, puedes ofrecerle la cuchara después del biberón o el pecho, con un poco de papilla de fruta. De esta forma, tu pequeño empezará a acostumbrarse a ella poco a poco. Si en algún momento, tu hijo rechaza la cuchara, no lo obligues. Déjalo para otro momento u otro día.

 

Durante las primeras comidas con cuchara, no llenes la cuchara demasiado. Mete solo la punta en su boca. Si llenas la cuchara demasiado puede que le den arcadas y no quiera volver a comer de ella. Y por supuesto, antes de darle la siguiente cucharada, deberás asegurarte que ha tragado la anterior.

Si a la hora de empezar a comer con cuchara, tu hijo prefiere jugar con ella, puedes optar por usar dos cucharas. Una la usará él para jugar mientras aprende a comer con ella, y la otra te servirá para intercalar alguna cucharada de comida.

Finalmente, recuerda que la mejor forma de que los más pequeños de la casa aprendan es darle ejemplo de aquello que queramos que hagan. Los más pequeños tienden a representar lo que ven en sus padres, por lo que si quieres que tu bebé empiece a comer con cuchara, no estaría mal que te sentaras a comer delante de él. De esta forma tu bebé se fijará en cómo usas tú la cuchara y empezará a imitarte.

 



Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *