Comer sano
Valora este artículo

Siempre se ha dicho que es muy importante comer sano. Comer sano contribuye a tu bienestar y al de los tuyos, promueve la salud y protege contra la enfermedad. Planificar una dieta saludable no es difícil, si conoces los valores nutritivos de los alimentos.

Para iniciar una dieta sana, tenemos que conocer la pirámide NAOS de los alimentos. La pirámide NAOS es un material didáctico elaborado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, acrónimo de las iniciales de Nutrición, Actividad física, prevención de la Obesidad y Salud, en la que, se explica a través de sencillas pautas y consejos, qué tipo de alimentos deben formar parte de una alimentación saludable.

– La base de la pirámide NAOS está compuesta por alimentos que hay que tomar a diario (o al menos varias veces), como son: arroz, pastas, patatas, verduras, hortalizas, frutas, lácteos (leche y derivados de la leche) y aceite de oliva.

– En el nivel intermedio de la pirámide NAOS se introducen aquellos alimentos que hay que tomar varias veces a la semana, como son: pescados, carne, huevos, legumbres y frutos secos.

– En la cúspide o cima de la pirámide NAOS nos encontramos con aquellos alimentos que debemos tomar ocasionalmente, como son: helados, dulces y refrescos.

Y por supuesto, debemos beber mucha agua, cuanta más, mejor.

PiramideNAOS1

Para completar la dieta saludable, la práctica habitual de actividad física o periódica de algún deporte, está representada en la pirámide con la misma importancia que se da a los alimentos. El consejo principal es: come sano y muévete.

Tenemos que tener en cuenta que para llevar a cabo una dieta saludable es muy importante controlar la cantidad, variedad y frecuencia de los alimentos, y la organización de las comidas en función de nuestro estilo de vida. Los miembros de cada familia deben colaborar, de acuerdo a su edad, conocimientos, habilidades en la compra y preparación de los alimentos, servicio y recogida de la cocina. De esta forma llevar una alimentación sana será mucho más fácil, si el peso no recae sobre una misma persona.

Para terminar, queremos recordarte que lo ideal será distribuir los alimentos en cuatro o cinco comidas a lo largo del día, evitar comidas copiosas, especialmente en horario escolar y laboral, para evitar que se te haga difícil seguir trabajando. Es muy importante, comer a un ritmo que permita masticar los alimentos, saboreándolos y disfrutando de cada bocado. Piensa que la hora de la comida es un descanso y la mejor forma de recuperar fuerzas y energías.

Disfruta con la comida sana y compártela siempre que puedas con tu familia y amigos: la comida sana es un placer.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies