Podemos decir que una persona está estreñida, cuando no va al baño de forma regular, y cuando lo hace la evacuación es difícil e incluso, puede llegar a ser dolorosa. Se considera que una persona está estreñida cuando ha presentado dos o menos evacuaciones intestinales en una semana.

Ahora bien, para aliviar el estreñimiento, no es aconsejable usar laxantes como primera medida, pues nuestro cuerpo puede acostumbrarse a ellos, de manera que, sin ellos sufriríamos de un estreñimiento severo. Para ayudar a tu cuerpo a ser más regular puedes hacer uso de algunos de los remedios caseros para el estreñimiento que te presentamos a continuación.

Lo primero que has de tener en cuenta es que, existen tres medidas básicas a tomar si quieres evitar el estreñimiento:

  1. Mantener una dieta sana y equilibrada, donde la fibra esté presente.
  2. Beber entre litro y medio y dos litros de agua al día.
  3. Hacer ejercicios o realizar actividades físicas.

Una vida sedentaria, con una dieta baja en fibra y poca agua favorecerá la aparición del estreñimiento, pudiendo incluso provocarnos un problemas de hemorroides.

Remedios caseros para el estreñimiento

Para combatir el estreñimiento puedes recurrir a los siguientes remedios caseros:

  • Miel de abeja y vinagre de manzana: Con la miel de abeja y un poco de vinagre de manzana podemos hacer una mezcla con efecto laxante. Las proporciones para que este remedio casero para combatir el estreñimiento sea efectivo son: Una cucharadita de vinagre o sidra de manzana y una cucharadita de miel de abeja disuelta en un vaso de agua. Bebe este remedio tres veces al día. Este remedio casero contra el estreñimiento debe usarse como laxante ocasional, y no como un preventivo diario, debido a su alto contenido en calorías.
  • La papaya: Esta deliciosa fruta tomada en ayunas es un buen remedio casero para aliviar el estreñimiento, debido a que la papaya contiene gran cantidad de fibras y enzimas que ayudan en la digestión.
  • Jalea de tomate: Puedes crear una jalea de tomate con la que combatir el estreñimiento, mezclando un kilo de tomates con medio kilo de azúcar. Comienza por lavar los tomates y pelarlos. Trocea y tritura los tomates y échalos en una olla, que podrás al fuego. Agrega el azúcar poco a poco y déjalo que se haga, a fuego lento, durante 45 minutos, removiendo frecuentemente. Pasado este tiempo, deja reposar la jalea de tomate durante 15 minutos y después podrás envasarlo en un frasco o bote de vidrio. Toma la jalea de tomate en el desayuno.
  • Aceite de oliva y limón: Para combatir el estreñimiento puedes optar por tomar una taza de agua caliente con el zumo de medio limón y una cucharada de aceite de oliva.
  • Té rooibos: El té rooibos o té rojo sudafricano es un buen remedio casero para el estreñimiento, ya que favorece los movimientos intestinales y mantiene el colon hidratado.
  • Compota de manzana, salvado y ciruela: Existe una receta o remedio casero para el estreñimiento muy recomendada. Se trata de la receta del Dr. James A. Duke, publicada en su libro “La Nueva Farmacia Natural: Alimentos Curativos Para Prevenir y Tratar Mas de 75 Males Comunes“, que consiste en mezclar media taza de compota de manzana con media taza de salvado, sin procesar, y un cuartro de zumo de ciruela seca. Mezcla bien todos los ingredientes y tómalo a la hora de cenar. A la mañana siguiente te podrás olvidar por completo de tu problema de estreñimiento.

Además de estos remedios caseros para el estreñimiento, es consejable mantener una dieta sana y equilibrada, en la que se incluya fibra natural procedente de alimentos. Tales como: peras, hijos, ciruelas, productos elaborados con harinas integrales y zumos de frutas naturales.

Las manzanas y las semillas de linaza nos ayudarán a combatir el estreñimiento. Comer una manzana al día puede ayudar a que nuestro tránsito intestinal sea más regular. La piel de la manzana es antioxidante, además de contener fibra indisoluble, lo que hace que sea excelente contra el estreñimiento. Si lo que buscas es hacer una limpieza de tu organismo en general, opta por comer dos o tres manzanas al día, durante un par de días o hasta combatir por completo el estreñimiento.

Las semillas de linaza, la linaza en general, es un buen laxante y antiinflamatorio, por poseer un alto contenido de fibra soluble. La mejor forma de aprovecharse de las cualidades de las semillas de linaza es agregar un poco de miel o limón, y tomárselo antes de acostarse. Pero recuerda que, la linaza no debe usarse cuando ya existe una obstrucción intestinal.

Para hacer una limpieza intestinal y del organismo en general, se pueden comer tres o cuatro manzanas pequeñas al día por un par de días o hasta que se le quite el estreñimiento.

Del mismo modo, para ayudar a combatir el estreñimiento deberás evitar el queso y otros productos lácteos, como yogur o leche, que contienen la proteína denominada caseína, que favorece el estreñimiento. También es aconsejable evitar el té negro, pues solidifica las heces y retrasa las evacuaciones. El te negro se utiliza como remedio en diarreas.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies