Tabla china de concepción. ¿Será niño o niña?


Aparte de querer saber si nuestro embarazo y bebé estarán perfectamente, una de las primeras preguntas que se nos suele pasar por la cabeza, cuando recibimos la noticia de que vamos a ser padres, es la de si nuestro bebé será un niño o una niña.

Para responder a la pregunta “¿Será niño o niña?” o influir, en la medida de lo posible, en su elección, existen varios métodos, como son la citometría de flujo, el calendario de ovulación, el método de Smart Stork o el de Shettles, entre otros. Pero de todos ellos, el más popular es la tabla china de concepción, también conocida como tabla china de sexo del bebé.

¿Qué es la tabla china de concepción?

La tabla china de concepción se basa en antiguas leyendas chinas, que mantenían que el sexo del bebé se puede determinar utilizando una tabla confeccionada hace miles de años, en la que se tienen en cuenta la edad materna y el mes de concepción del futuro hijo. Sabiendo estos datos, se podría saber el sexo del bebé. El truco estaría en concebir en aquellos meses que coincida con el sexo elegido. Es decir, si quieres un niño, sólo deberías concebir aquellos meses, correspondientes a la edad de la madre, se marquen como niño. Aunque como en todos los métodos existen un porcentaje de error.

De esta manera y utilizando la tabla china de concepción, se podría elegir el sexo del bebé. Y si ya estás embarazada, también puedes usar la tabla china de concepción para predecir el sexo de tu bebé: niño o niña.

¿Cómo se utiliza la tabla china de concepción?

Antes de explicarte cómo funciona o cómo usar la tabla china de concepción, te presentamos el gráfico o tabla china de concepción:

tablachina

Para indicarte cómo funciona o cómo se utiliza la tabla china de concepción, debemos fijarnos en el gráfico de la tabla china de concepción. En la parte superior se muestra la edad de la madre, donde deberás elegir el número que se corresponda con tu edad en el momento de concebir. Y en el lado izquierdo el mes del año que has concebido o deseas concebir. Uniendo los dos parámetros encontraremos el resultado. En la tabla china de concepción se muestra con una H si el bebé será varón (niño), y con la letra M si será mujer (niña).

Para que te quede más claro su funcionamiento, te proponemos un ejemplo. María quiere concebir un hijo varón (niño) y tiene 30 años. Para obtener el resultado deseado, María debería concebir a su hijo en los meses: enero, noviembre y diciembre.

De la misma forma, puedes usar la tabla para predecir el sexo de tu bebé. Por ejemplo: Ana tiene 32 años y el mes de concepción fue el mes de abril. En este caso, la tabla china de concepción indica que el bebé de Ana será una niña.

Desgraciadamente, la tabla china de concepción sólo es efectiva en un 70% de los casos, y no es válida para embarazos múltiples. Aunque por lo menos, nos puede servir para pasar un buen rato intentando adivinar el sexo de nuestro bebé o el del bebé que esperan nuestros amigos.

¿Has probado si la tabla de concepción china ha funcionado en embarazos anteriores? ¿Según la tabla de concepción china, serías un niño o una niña?



Loading...

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *