Claves para una buena lactancia


Claves para una buena lactancia
5 (100%) 2 votes

No es la primera vez que, comentamos que la lactancia materna es el mejor alimento para el bebé durante sus primeros meses de vida e, incluso sus primeros años. La leche materna contiene todos los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo del niño. Si después de seguir algunos consejos para dar el pecho y de dar solución a los problemas para dar el pecho a tu bebé, aún tienes dificultades, antes de tirar la toalla te indicamos cuáles son claves principales para obtener una buena lactancia materna.

Técnica para una buena lactancia materna

Una de las principales claves de una buena lactancia materna es sin duda la técnica a usar. Si eres mamá por primera vez, es normal que, al principio tengas dudas sobre cómo colocar a tu bebé sobre el pecho. Para disfrutar de ese momento, lo primero a tener en cuenta es no olvidar que, se trata de un momento placentero. A la hora de dar el pecho a tu bebé, las prisas no son buenas. Coge a tu pequeño en brazos, apoya su cabeza en tu muñeca o antebrazo, y coloca sus hombros cerca de tu pecho.

Deja que tu bebé busque el pezón. No pegues su cabeza contra tu pecho, si no su barbilla quedará pegada a tu cuerpo y no podrá agarrarse convenientemente. La mandibula inferior es la que ejerce los movimientos de extracción, por lo que deberá tener el espacio suficiente para moverse libremente. Recuerda que, la boca de tu bebé debe tomar toda la areola, y no tirar únicamente del pezón. Deja el suficiente espacio entre su nariz y tu pecho para que tu bebé respire y trague.

Ahora que ya conoces la técnica necesaria, vamos a ver cuál es la siguiente clave para una buena lactancia.

Postura para una buena lactancia

No podemos decir que exista una postura mejor que otra a la hora de dar el pecho a nuestro bebé. Cada mamá elegirá aquellas posturas en las que, tanto ella como su pequeño se encuentren más cómodos. Pero si hay que tener en cuenta una serie de aspectos:

  • Durante el momento de dar el pecho al bebé es necesario que la madre se encuentre lo más cómoda posible. No hay que tensionar la zona lumbar al sujetar al bebé en brazos, pues si forzamos la espalda, al final del día puede acabar resentida.
  • Un cojín de lactancia puede ser un buen remedio para no acumular tensión lumbar y dejar descansar la zona. El mismo cojín nos puede servir de apoyo a nuestra espalda o bien, usarlo para elevar al bebé y mantener al pequeño en una postura que le permita a la madre relajar la espalda y los hombros.
  • Si tu sillón o butaca es uno de los sitios favoritos para dar el pecho a tu bebé, te recomendamos usar un reposapiés o un taburete que te permita elevar las piernas. Un sillón con resposabrazos te ayudará a descargar el peso del brazo que soporta la cabeza del pequeño, y reduce considerablemente el ricos de sufrir dolores cervicales y dorsales.

Complementos para una buena lactancia

Si tras corregir la postura y la técnica utilizada para dar el pecho a tu bebé, sigues teniendo dificultades, siempre puedes ayudarte una algunos accesorios o complementos para la lactancia materna. Entre estos complementos destacan principalmente los extractores, sujetadores de lactancia, discos de lactancia o empapadores, cojines de lactancia e, incluso mecedoras diseñadas para la lactancia materna.

Los extractores de leche materna son utensilios, eléctricos o manuales, que imitan el ritmo de succión del bebé para la extracción de la leche materna. Los extractores son muy útiles en aquellos casos en los que la madre se tiene que ausentar durante un tiempo, cuando el bebé nace prematuramente y no tiene la fuerza necesaria para mamar o cuando los pezones se encuentran doloridos. El eléctrico es idóneo para cuando su uso se hace regular, en cambio el manual es mejor para cuando se va a usar de forma más esporádica.

Hoy en día, podemos encontrar una gran variedad de modelos y formas de sujetadores de lactancia. La mayoría de ellos de copa abierta y regulables, adaptados para la lactancia materna. Si no sabes qué modelo elegir, desde TodoParaBebes.es te recomendamos aquellos que tengan un mayor refuerzo bajo el pecho y sus tirantes sean más anchos.

En cuanto a los discos de lactancia o discos empapadores no todas las madres lo necesitan. Son recomendables en aquellos casos en los que la madre tiene una buena producción de leche y puede mojar o empapar la ropa con el menor roce. Los mejores discos de lactancia son aquellos transpirables.

Para ayudarte a tener una buena postura durante la lactancia, el cojín de lactancia te ayudará a mantener la espalda recta y a que la zona lumbar no se cargue. Del mismo modo, las butacas con reposabrazos y reposapiés pueden ser una buena inversión, para que disfrutes al máximo de este hermoso momento mamá-hijo.

Ahora que ya conoces las tres claves ideales para una buena lactancia, seguro que dar el pecho a tu bebé te resulta mucho más fácil.

Si tienes dudas sobre la lactancia materna, no pierdas la oportunidad de adquirir el libro de Carlos González: Un regalo para toda la vida: Guía de la lactancia materna (Prácticos), verás cómo tus dudas sobre la lactancia materna desaparecen. Y no olvides leer nuestro artículo de consejos para dar el pecho y aquel otro en el que te planteamos las soluciones a los problemas para dar el pecho a tu bebé.



Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *